Un millón de personas padecen Alzheimer en México: experta del Instituto Nacional de Neurología y Neurociencia

Captura de pantalla 2017-10-03 a la(s) 12.31.18

• Científicos explican que el mapeo genético permite hacer el perfil, pronóstico y diseño de medicamentos para enfermedades como el Alzheimer
• El componente genético es responsable de la vulnerabilidad que el paciente adicto presenta ante las drogas
• Toda la población tiene rasgos autistas, se aseguró en el Día de la Genómica. Enfermedades psiquiátricas

Un millón de personas padecen Alzheimer en México y los familiares de un enfermo tienen 20 por ciento de riesgo de desarrollarla, aseguró la doctora Ana Luisa Sosa Ortiz, investigadora del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Dr. Manuel Velasco Suárez”, al destacar la importancia de la investigación genómica.

“A veces, hasta tres de cuatro hermanos la padecen y por ello es necesario que la investigación se fortalezca y multiplique; hoy ya existen estudios preclínicos para saber la evolución y a qué edad comenzará la enfermedad. Los genes permiten hacer un perfil, un pronóstico y encontrar mejores medicamentos”, aseguró Sosa Ortiz al participar en el Día de la genómica. Enfermedades psiquiátricas, que se realizó en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) en cuya organización participó también el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”.

En el panel “Impacto y perspectivas de las aplicaciones genómicas en los trastornos mentales y de la conducta”, moderado por el doctor Humberto Nicolini Sánchez, investigador del Inmegen, también se abordó la situación de los pacientes de adicciones.

“El adicto a drogas es el paciente más estigmatizado por la sociedad; mientras al autista o al que tiene demencia se le ve como el que padece, el adicto es el miserable, el desgraciado; y lo peor es que es el que más sufre porque es muy sensible y sabe que hace algo mal voluntariamente”, afirmó el doctor Óscar Próspero García, catedrático de la Facultad de Medicina de la UNAM.

El investigador sostuvo que el componente genético es responsable de la vulnerabilidad que el paciente adicto presenta ante las drogas. “Y cuando el adicto presenta vulnerabilidad, nada podemos hacer por él; quienes presentan sólo debilidad –y no vulnerabilidad- ante las drogas, tienen todas las posibilidades de convertir esa debilidad en fortaleza y superar su problema”.
Sobre el autismo, la doctora Lilia Albores Gallo, investigadora del Hospital Psiquiátrico Infantil “Dr. Juan N. Navarro”, mostró cómo los hallazgos en su área han permitido la comprensión de la enfermedad pues, de hecho, “toda la población, todos tenemos rasgos autistas; y son tan variadas las manifestaciones de la enfermedad que ha habido una mayor comprensión a los niños que presentan expresiones y síntomas”.

Expuso que la investigación que ella desarrolla demostró que el gen CHRNA+ es el que muestra relación tanto con la sobreatención y la disminución del gusto por lo novedoso que está presente en el niño autista, como con, en el polo opuesto, la falta de concentración de los niños que padecen trastorno de déficit de atención.

En su opinión, hay una relación entre algunas enfermedades mentales, como el autismo y la esquizofrenia, con el talento artístico, y destacó que muchas personas que padecen el primero de esos transtornos son muy inteligentes, hablan cinco idiomas y uno ha llegado a ser Premio Nobel de Economía.

Participante también en el panel, en su calidad de familiar de paciente psiquiátrico grave, Gabriela Cámara Cáceres, presidenta de la asociación civil Voz Pro Salud Mental, señaló que la asesoría genética brinda a enfermos, sus familiares y cuidadores la posibilidad real de conocer el manejo adecuado de los trastornos. “Nos llena de esperanza porque con conocimiento y adiestramiento podemos tener mejor calidad de vida, tratar al paciente sin sobreprotegerlo, tener mejores actitudes y salir a espacios públicos con tranquilidad”.

Subrayó que hay pacientes que han conseguido trabajo, han formado grupos sociales, se involucran en proyectos de elaboración y venta de productos, hacen voluntariado y tienen una vida diferente. “La medicina genómica podrá dar fármacos diseñados para las necesidades de un paciente en particular”, concluyó.

Que los pacientes con adicciones, demencia o autismo tengan la posibilidad de ser tratados en forma adecuada y sin sobreprotección, y la disminución del estigma social que tienen las enfermedades mentales, depende hoy en buena medida de la investigación con enfoque genómico, coincidieron los expertos reunidos en el encuentro auspiciado por el Instituto Nacional de Medicina Genómica y el Instituto Nacional de Psiquiatría.

Seguir leyendo el siguiente comunicado: Gen no es destino. El medio ambiente, importante para prevenir enfermedades
En la foto: Dra. Ana Luisa Sosa Ortíz, Investigadora del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.