Last update on .

La biología de sistemas: una herramienta para mejorar la salud humana en el 3rd International Summer Symposium on Systems Biology

Las ciencias biológicas se han apoyado en la experimentación con seres vivos, células y tejidos para dilucidar la forma en la que el organismo humano funciona y los motivos por los que enferma. Pero, conforme avanza el siglo XXI y la capacidad de cómputo aumenta, es cada vez más útil realizar experimentos mediante simulaciones en computadora, también conocidos como experimentos in silico. Esto le permite a disciplinas como la biología de sistemas recrear situaciones de salud y enfermedad de manera virtual para predecir lo que sucedería en el mundo real.

Las ciencias biológicas se han apoyado en la experimentación con seres vivos, células y tejidos para dilucidar la forma en la que el organismo humano funciona y los motivos por los que enferma. Pero, conforme avanza el siglo XXI y la capacidad de cómputo aumenta, es cada vez más útil realizar experimentos mediante simulaciones en computadora, también conocidos como experimentos in silico. Esto le permite a disciplinas como la biología de sistemas recrear situaciones de salud y enfermedad de manera virtual para predecir lo que sucedería en el mundo real.

De hecho, una de las grandes aplicaciones que puede tener la biología de sistemas es el desarrollo de estrategias de prevención para las enfermedades humanas. Y, para discutir los avances en esta área del conocimiento, se celebró, este 5 y 6 de agosto, el 3rd International Summer Symposium on Systems Biology, en las instalaciones del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen). Este evento reunió a investigadores y estudiantes para compartir experiencias y pensar en alianzas que contribuyan a desarrollar una medicina de precisión en el país.

“No puedo pensar en un campo en el que la biología de sistemas sea tan importante como en el de la prevención. Las enfermedades son procesos complejos y necesitamos utilizar una nueva forma de acercarnos a ellas para entenderlas”, comentó durante la inauguración el Dr. Luis Alonso Herrera Montalvo, director del Inmegen.

El Dr. Herrera enfatizó que es momento de estudiar a los organismos como sistemas complejos que, además, interactúan con un entorno también complejo. Esto sería de especial importancia para México, en donde se tiene que pensar en estrategias de salud dirigidas a diferentes poblaciones.

“Un país tan grande presenta desafíos por la heterogeneidad no solo de su población, sino de su ambiente. Como director del instituto mi primer idea fue tratar de cambiar la forma en la se hace prevención en México. Después de pensar en las diferentes posibilidades y opciones llegué a la conclusión de que la biología de sistemas, que trata de ver a los individuos como un todo dentro del ambiente, es la única manera de abordar el problema de forma diferente”.

Por otro lado, el Dr. Osbaldo Resendis Antonio, investigador del Departamento de Genómica Computacional del Inmegen y organizador del evento, invitó a los asistentes a trabajar en conjunto para aprovechar la tecnología actual que permite obtener el genoma, el proteoma, el metaboloma y muchos datos más de un ser vivo.

“Debemos definir cómo vamos a analizar toda esta información, definir las capas que describen el funcionamiento de cada elemento y las interacciones que dan lugar al fenotipo”.

En este punto el empleo de los sistemas de cómputo se vuelve fundamental. La colaboración entre los especialistas en matemáticas, física y biología es lo que permitirá guiar los experimentos in silico, hacerle las preguntas correctas a las computadoras e identificar hipótesis con sentido biológico, explicó el Dr. Resendis.

El 3rd International Summer Symposium on Systems Biology, fue un esfuerzo colaborativo entre el Inmegen, el Centro de ciencias de la complejidad de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Red de Apoyo a la Investigación y el Instituto de Investigaciones Biomédicas, con el apoyo de los patrocinadores Lab-Tech, Uniparts y Cipquim. Eventos como este, permiten avanzar en una disciplina donde la colaboración entre científicos de diferentes áreas es también uno de los principales retos.

is3b 2019

Comentarios

No hay comentarios.

Escribe un comentario